¡Cuidado! El 80% de los automovilistas circula distraído. ¿Eres tú uno de ellos?

Y por esta vez no hablamos de conducir distraído porque estamos mirando el teléfono móvil o manipulando el GPS, no. Hablamos de automovilistas que están al volante… con la cabeza concentrada en sus propias preocupaciones, en vez de centrados en la carretera.

Así lo han señalado el RACE, BP y Castrol, que quieren llamar la atención sobre la necesidad de concentrarse en la conducción y prestar toda nuestra atención a la carretera. Para ello han creado la campaña #alvolanteZENtrate.

Ya hemos advertido a menudo que, con el tiempo y la experiencia, los conductores solemos relajarnos. ¿Has oído alguna vez la típica frase de ‘puedo hacer ese recorrido en el coche con los ojos cerrados’? Quizás incluso ha salido de tu propia boca…

Pensar así es un peligroso error. La carretera está en constante evolución, podemos cruzarnos con cientos o miles de usuarios (otros coches, motos, bicis, autobuses, camiones etc.) y debemos preocuparnos de dos cosas fundamentalmente:

  • Estar muy atentos a la carretera
  • Estar al volante de un coche en buena forma

Si el 80% de los automovilistas admite que conduce distraído en sus desplazamientos diarios, ¿en qué estamos pensando?¿Qué nos distrae? Lo que refleja la estadística:

  • El 57% está preocupado por trabajo.
  • El 54% piensa en temas familiares.
  • El 35% se preocupa por problemas económicos.
  • El 33% ocupa su mente en su pareja.
  • El 27% centra su atención en la salud.
  • El 25% confiesa que está más atento al teléfono móvil.

El estudio refleja algo muy preocupante: el 74% reconoce que conduce y maniobra casi en modo ‘piloto automático’, sin ser muy consciente de lo que hace.

Los automovilistas tampoco somos conscientes del riesgo que implica conducir cuando estamos alterados: el 54% reconoce que, aunque esté emocionalmente alterado por de estrés, enfado o euforia no deja de coger el volante y conducir.

Ponerse al volante es un ejercicio de responsabilidad. Hazlo sólo cuando estés física y psíquicamente bien dispuesto y por supuesto no descuides la salud de tu vehículo tampoco.