¿Eres un zombie al volante? Campaña sobre los riesgos de conducir con sueño o fatiga

¿Sabías que la somnolencia está relacionada con cerca del 20% de los accidentes de tráfico? Tanto el sueño, o la sensación de somnolencia, como la fatiga afectan a la capacidad de las personas respecto a la conducción. No es de extrañar: cuando tenemos sueño o estamos muy cansados nos sentimos más pesados, lentos, torpes. Y esto ocurre también al volante, donde los riesgos aumentan.

¿Y si caemos en un microsueño?

¿Y si nos salimos de nuestro carril?

¿Y si tardamos demasiado en reaccionar?

Para llamar la atención sobre todo esto, el fabricante Ford ha creado una especie de “traje del sueño”. Se trata de un traje (con gafas incluidas) que al ponérselo es capaz de replicar los efectos del sueño y el cansancio en las personas.

"Poniéndote al volante cuando estás cansado corres el riesgo de conducir como un zombi, convirtiéndote en un peligro para ti mismo, tus pasajeros y todos los que circulan a tu alrededor" Gundolf Meyer Hentschel, consejero delegado del Instituto Meyer Hentschel 

De esta manera se quiere sensibilizar especialmente a los conductores más jóvenes. Y es que, en algunos casos, los jóvenes de entre 18 y 24 años, están despiertos durante más de 18 horas (trabajo, estudio, vida social etc.) y se ha detectado que las cifras de siniestralidad en este segmento de edad van en aumento.

De hecho, se dice que ponerse al volante cansado o con sueño es equiparable a hacerlo bebido o tras haber consumido drogas.

Así que recuerda: evita conducir cuando tu cuerpo y tu mente están exhaustos.