¿Sabías que debes proteger tu piel del sol… también dentro del coche?

¿Es posible ponerse moreno dentro del coche? ¿O incluso quemarse la piel por el sol? No hay más que echar un vistazo a los conductores profesionales para sospechar que sí. Las personas que pasan al volante muchas horas, ya sea en un camión o furgoneta, en un taxi o en un turismo, también están expuestas al sol y así lo suele reflejar la piel de sus brazos y sus caras.

Hace algunos años se hizo pública la fotografía de un camionero en la que se apreciaba claramente cómo el lado izquierdo de su rostro estaba mucho más envejecido que el lado derecho debido a la incidencia de los rayos solares. El hombre fue camionero durante cerca de 30 años y día tras día los rayos de sol que entraban por la ventanilla acabaron envejeciendo su piel, además de incrementar su riesgo de sufrir cáncer, según concluyeron los dermatólogos que le examinaron.

¿Sabías que debes proteger tu piel del sol… también dentro del coche?

Quizás sea éste un caso un poco exagerado, pero deja bastante claro que no podemos descuidar la protección de nuestra piel también dentro del coche.

Lo cierto es que los parabrisas delanteros suelen estar fabricados con un cristal “a prueba” de rayos solares… pero no sucede lo mismo con las ventanillas laterales.

Como en el caso al que acabamos de referirnos, hay diversos estudios que concluyen que debido a esta exposición solar acumulativa, muchos conductores habituales (chóferes, taxistas, camioneros, repartidores etc.) presentan cáncer en su lado izquierdo.

¿La recomendación de los dermatólogos? Protegerse siempre. En todo momento, desde que salimos de casa y utilizando una crema con factor de protección solar adecuado a nuestro tipo de piel.