¿Te imaginas que tu coche te permitiese conducir (o no) según tu estado de ánimo?

Seguro que has oído o leído alguna vez que el estado de ánimo influye en cómo conducimos y, por tanto, en nuestra seguridad vial. Por ejemplo, si nos sentimos enfadados o incluso furiosos podemos conducir de forma más arriesgada y brusca. Sentirse triste puede afectar a la atención al volante y lo mismo puede suceder si el sentimiento es de euforia.

¿Te imaginas que el coche decidiese cuándo tu estado de ánimo no es el adecuado para conducir y, no sólo eso, sino que te impidiese usar el vehículo por tu propia seguridad? Algo parecido a quitarle las llaves del coche a un automovilista que ha bebido demasiado…

Una solución como esta podría estar más cerca de lo que pensamos. De hecho, ya existe y se llama Affectiva. Se trata de una solución de inteligencia artificial para el vehículo que es capaz de detectar cuándo una emoción es incompatible con una conducción segura.

El objetivo es evitar los accidentes de tráfico vinculados a las emociones y distracciones de los automovilistas. Y es que, hay que reconocerlo, muchos conductores no son capaces de abandonar sus problemas al sentarse en el asiento del conductor para centrar su atención plenamente en la conducción.

Pero, ¿cómo lo hacen? Según Affectiva, disponen de una base de datos de más de 6 millones de rostros de personas de 87 países diferentes y además la aplicación es capaz de aprender automáticamente (machine learning).

¿Una solución necesaria para evitar que se pongan en circulación personas emocionalmente inestables? ¿Una exageración?

Por el momento, nos quedamos con dos recomendaciones muy sencillas para todos los automovilistas. Primero, al volante, hay que centrar la atención en la carretera, por descontado. Segundo, es imprescindible que el coche esté en buen estado gracias al mantenimiento. Lo primero, sólo depende de ti. Para el mantenimiento, cuenta con tu InterTaller de confianza. ¡Hay más de 200 talleres a tu disposición!