¿Tu coche tiene techo solar? ¿Sabías que también requiere de mantenimiento?

Para algunos automovilistas es un accesorio innecesario, pero otros conductores, sencillamente, ¡no podrían vivir sin él! Los techos solares permiten abrir una ventana al cielo… situada en el techo del coche.

Los techos solares existen desde hace más de 50 años, aunque, como es lógico, han evolucionado mucho. Desde sistemas manuales de manivelas, a los techos solares totalmente automáticos de hoy en día y en los que apenas hay que tocar un botón para abrirlos o cerrarlos.

Existen diferentes tipos de techos solares, pero todos coinciden en algo: también requieren de mantenimiento.

Lo cierto es que el techo solar de un coche está muy expuesto no sólo a la suciedad, sino también a la climatología. Sufrirá como ningún otro componente del coche la lluvia, el granizo, la nieve, el viento…

Por eso, como mínimo su mantenimiento estará basado en limpieza y engrase periódico de los sistemas necesarios. Cada fabricante tiene su propio carácter; de ahí que las indicaciones específicas sobre cómo y cuando hacer tareas de mantenimiento al techo solar del coche estén en el libro de mantenimiento del vehículo. Ante la duda, siempre hay que consultar a este manual.

¿Nuestro consejo? Programa el mantenimiento del techo solar de tu coche junto con el mantenimiento general de tu vehículo en tu InterTaller de confianza. ¡Estamos muy cerca de ti!