¿Y si tu coche fuese el “hombre del tiempo”?

Con la llegada del otoño y el invierno siempre estamos más atentos a la previsión metereológica. Sobre todo si nos desplazamos habitualmente en coche. ¿Lloverá? ¿Granizará? ¿Habrá niebla? ¿Hay peligro de que se forma hielo sobre la calzada?

Esta información es mu importante para los automovilistas, ya que nos ayuda a preparar los viajes y a adaptar la forma de conducir.

Pero no es menos importante para el coche autónomo. Ése que conduce por nosotros (al menos a veces) y que se espera llegue masivamente en unos años.

Por el momento, Bosch ha desarrollado un sistema que permite avisar al automovilista de la previsión metereológica para que pueda adaptar los parámetros de la conducción.

“Un vehículo automatizado sabrá exactamente dónde puede conducir de manera autónoma, y ​​cómo hacerlo”, ha dicho Dirk Hoheisel, consejero de administración de Bosch.

La idea es que los coches con modo de conducción autónoma ajusten la velocidad en función de la climatología prevista y lo hagan con antelación para una conducción más segura.

Eso sí, habrá que espera un poco para ver esto en acción: el lanzamiento está previsto en 2020 pero hay dudas de si en ese momento habrá una cantidad suficiente de vehículos autónomos y conectados.