Conducir con poca visibilidad por niebla: 2 consejos básicos

La niebla en realidad podemos describirla como nubes que están a una altura muy baja, casi a ras de suelo. En nuestro país es habitual en otoño e invierno y en determinadas zonas puede darse todo el año debido a las condiciones ambientales y climatológicas. Es muy frecuente que haya niebla en húmedos valles, pero también en zonas de lagos y áreas costeras del Atlántico y el Cantábrico.

Los automovilistas sabemos que la niebla es realmente peligrosa. El problema principal es que reduce la visibilidad de forma drástica, como sui hubiese un velo blanco cubriendo nuestros ojos. Apenas vemos lo que sucede a nuestro alrededor y quizás sólo intuimos la presencia de otros vehículos gracias al alumbrado…

¿Cómo enfrentarse a la niebla? 2 consejos

Lo primero: reduce la velocidad.

Si un banco de niebla te sorprende, la primera reacción debe ser reducir la velocidad en las condiciones que la vía permita. Es decir, nada de frenazos bruscos que puedan originar una colisión. Tampoco es aconsejable detener el coche en el arcén o similar: los demás conductores quizás no te vean y es muy peligroso. Si no lo ves claro y quieres parar, hazlo sólo en estaciones de servicio o lugares habilitados para poder parar el coche con seguridad.

Iluminación antiniebla para ver y ser vistos.

En condiciones de escasas visibilidad, la clave fundamental es asegurarnos de ver y ser vistos en lo posible. Para ello es muy importante que el sistema de iluminación del vehículo esté en buena forma. Sólo debemos activar las antinieblas delanteras (las antinieblas traseras sólo se usarán en caso de niebla muy densa ya que pueden molestar a los demás conductores) para tratar de ver mejor y que nos vea el coche que nos precede. Por supuesto, en cuanto deje de haber niebla hay que desactivar esta iluminación especial antiniebla.

Por otro lado, en ningún caso con niebla se debe usar las luces largas, ya que no son efectivas con niebla.

Siempre hay posibilidad de encontrarse con niebla en carretera, especialmente al atardecer y amanecer. Ten a punto tu coche y las luces antinieblas, entre otras cosas, para más seguridad. Encuentra tu InterTaller de confianza más cercano aquí.