No te olvides de revisar la iluminación de tu vehículo

El sistema de iluminación del vehículo también necesita un mantenimiento adecuado para cumplir con su función de la mejor forma posible.

Es recomendable comprobar al menos una vez al mes el funcionamiento de todas las luces, a saber: posición, cruce, carretera, freno, marcha atrás, intermintentes y antinieblas.

No olvidemos que las luces nos permiten una buena visualización, pero también ser vistos por el resto de conductores y peatones. Aunque no es obligatorio llevar lámparas de repuesto, sí lo es mantener el sistema de iluminación y señalización en óptimas condiciones.

Para que los faros alumbren como es debido, lo más importante es comprobar que su superficie exterior esté libre de suciedad, especialmente en épocas de lluvia, y que no tengan humedad en su interior. Es importante también vigilar la regulación, de forma que la luz de nuestros faros no moleste a los conductores que circulen en sentido contrario.

Asímismo, ante cualquier irregularidad lo mejor es consultar en tu InterTaller de confianza.