Siguen creciendo las muertes en carretera: combate la siniestralidad con prudencia y el mantenimiento del vehículo

¿Sabías que en el año 2014 se truncó la tendencia a la baja de la siniestralidad en carretera? Después de 10 años de bajada de los fallecimientos en accidentes de tráfico, la tendencia se vio interrumpida. De hecho, en 2016 el repunte fue bastante acusado. Así, en 2016 fallecieron en siniestros de tráfico 1.160 personas, lo que supuso un 2,6% más que en 2015 (1.131 muertes). También aumentó el número de accidentes con víctimas no mortales: en 2016 hubo 102.362 (4.606 accidentes más que en 2015).

Y, desafortunadamente, en lo que llevamos de 2017 hay más víctimas mortales en carretera de las que había a estas alturas del año en 2016: mientras en el año pasado a fecha 31 de julio había 667 víctimas mortales en nuestras carreteras, este año llevamos 672, es decir, 5 vidas perdidas más.

El estado de las carreteras y la falta de mantenimiento, factores importantes en la siniestralidad

La situación de las carreteras de nuestro país no es la más adecuada en muchos puntos. De ahí, que haya concentraciones de siniestros en determinadas zonas. Pero no es el único factor señalado por los expertos.

El estado de los vehículos españoles también es motivo de preocupación. Sobre todo, por el acusado envejecimiento del parque automovilístico. Y es que parece que, a mayor edad del coche, más descuidado está su mantenimiento. Cuando casi debería ser al contrario.

Lo cierto es que la edad del coche no es relevante para el mantenimiento: los automovilistas responsables deben preocuparse por el estado del vehículo tenga éste 2 años o 12. Recuerda que hay muchos componentes que se desgastan por el uso, como los frenos, los neumáticos etc.

¿Nuestro consejo? Acude a tu InterTaller de confianza con regularidad. Si haces el mantenimiento preventivo del coche, una o dos visitas al año para una revisión y puesta a punto general deberían ser suficientes. Y en carretera, respeta las normas y concéntrate en la conducción. Al volante de un vehículo en buena forma, ¡todo es más agradable!