Un "mecánico de coches" español, elegido Mejor Inventor Europeo de 2013

Se llama José Luis López Gómez. Nació en Quintanilla de Valdebodres, Burgos, en 1941. Y se costeó los estudios de Ingeniero Técnico Industrial trabajando en un taller de reparación de vehículos de la madrileña calle de Barceló. Multitud de inventos después de su paso por la posventa, y siendo una institución en materia de trenes Talgo, acaba de recibir en Amsterdam el premio al Mejor Inventor Europeo del año.

Hoy es ingeniero ferroviario. Pero fue mecánico de coches. Y lo viene recordando en algunas de las muchas entrevistas (genial la de ABC) que le están haciendo desde que se le concediera el premio al Mejor Inventor Europeo del año. Algo, lo de inventar, que le viene de lejos: “Nací en un pueblo de Burgos en los años del hambre, donde ahora viven nueve vecinos. Con doce años hacía mis balones con una bolsa de cuero rellena de lana por dentro. Para andar por la nieve construí unos esquíes de madera”.

Gracias a sus notables aptitudes y ejemplar actitud hacia los ingenios mecánicos, durante su adolescencia y primera juventud trabajo en un taller de reparación de vehículos. Gracias a aquel trabajo pudo pagarse los estudios: “Mi padre tuvo varios hijos y una sola hija. Reservó los ahorros para que pudiera estudiar ella, pues 'los hombres ya se las apañarán'. Yo me las 'apañé' trabajando en un taller de coches en la calle Barceló de Madrid, a la vez que estudiaba Ingeniero Técnico Industrial en el Instituto Católico de Artes e Industrias”.

¿Qué le ha hecho acreedor del Premio al Mejor Inventor Europeo 2013 que otorga la Oficina Europea de Patentes (OEP)? Un sistema de suspensión de ruedas que mejora considerablemente los viajes en trenes de alta velocidad. El invento de López Gómez, que ha recogido el galardón este martes en Amsterdam, ha conseguido que las ruedas de ferrocarril mantengan una posición óptima y segura en los raíles, en todo momento. Este es un elemento de especial relevancia en países en que los trenes de alta velocidad atraviesan regiones montañosas en trazados curvos.

El presidente de la OEP, Benoit Battistelli, ha señalado que el hecho de que López Gómez reciba el premio por un invento que "ha hecho los viajes en tren más rápidos, seguros y más eficientes enérgicamente", demuestra que "el público valora mucho el progreso técnico que mejora de forma evidente la movilidad de miles y miles de viajeros todos los días".

"Me decían que me adelantaba demasiado a mi tiempo". José Luis López Gómez, Mejor Inventor Europeo de 2013.