NOTICIAS INTERTALLER

La responsabilidad en el mantenimiento preventivo y correctivos del vehículo se dan la mano con ciertas buenas prácticas medioambientales. Te contamos cómo ser un conductor responsable en todos los aspectos.

¿Sabías que el 60% de los accidentes en carretera tienen mucho que ver con el mal estado de los neumáticos? Y es que son uno de los puntos clave de nuestra seguridad y un componente en el que nos conviene invertir. Frenado, suspensión y dirección del vehículo son algunas de las funciones en las que participan de forma fundamental los neumáticos.

Un mal uso de las nuevas tecnologías y dispositivos móviles al volante se deriva en distracciones y situaciones de peligro muy graves al volante. Irlanda ha decidido combatirlo endureciendo su legislación.

Según un reciente estudio, si llevamos a cabo ciertos hábitos, como eliminar exceso de carga del coche o pisar un poco menos el acelerador, podemos ahorrar casi mil euros al año en repostaje. 

LLevamos varias semanas haciéndonos ecos de los cambios que están por llegar: la Unión Europea está trabajando por una ITV que le ayude a reducir la siniestralidad por fallos técnicos. Te resumimos los cambios más importantes.

Los intervalos para las operaciones de mantenimiento se han dilatado mucho para los coches modernos en relación con las necesidades de unos años... pero eso no significa que debamos olvidarnos de nuestro vehículo. Todos los automóviles necesitan de un programa de mantenimiento para que su vida útil sea larga... ¡y con el menor número posible de averías! 

El conductor mayor es, por norma general, responsable y prudente: respeta las normas, utiliza el cinturón de seguridad, es consciente de sus limitaciones y adecúa sus hábitos de conducción a sus circunstancias... De hecho, las personas mayores de 65 años sólo están involucradas en el 10% de los accidentes

Algunos olores pueden avisarnos de la existencia de un problema en el coche. Te damos algunas pistas para que tu nariz también esté atenta y ayude al mantenimiento responsable de tu vehículo.

En los últimos diez años, el número de personas fallecidas en un accidente automovilístico en las carreteras de la UE se ha reducido a la mitad. Según datos del Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte (ETSC) se ha pasado de 27.700 fallecidos en 2001 a 12.345 en 2012.

El mantenimiento habitual del vehículo debe adaptarse en el caso de sufrir situaciones específicas de riesgo, como lo son los impactos con baches, por ejemplo. En este caso, debemos inspeccionar nuestro vehículo para descartar posibles daños.