NOTICIAS INTERTALLER

El embrague es uno de los componentes del automóvil sujeto a mayor exigencia. Su vida útil dependerá mucho del trato que reciba, así que hay que tratarlo bien y con suavidad para que nos dure muchos años. Sin embargo, si hay algún problema existen ciertas señales de alerta que pueden ponernos sobre aviso para tomar las medidas oportunas.

El filtro de partículas diésel se encargan de ciertas partículas generadas por los motores diésel no salgan al exterior a través del tubo de escape. Dichas partículas son altamente peligrosas para el ser humano. Para evitar obstrucciones, se produce una regeneración del filtro de partículas, que suele consistir en una combustión automática de estas partículas, de forma que se liberan del filtro. Pero para que esta regeneración tenga lugar deben darse ciertas condiciones que nos interesa conocer para evitar problemas.

¿Sabías que detrás de una gran cantidad de averías está una negligencia del propietario y conductor habitual del automóvil? Presta atención porque el primer paso para evitarlas es, como no, ¡conocerlas!

Prevenir es siempre mejor que curar, y sobre todo cuando hablamos de los inyectores, que nos pueden traer algún dolor de cabeza... Y costoso, además

La misión del filtro de combustible es proteger al motor de impurezas para asegurar su buen funcionamiento y salud.  

Circular seguro depende de cuidar nuestro coche y un punto muy importante del mantenimiento del automóvil es el relativo a los neumáticos. Son el único punto de contacto entre el coche y el asfalto, por lo que hay que prestarles mucha atención y de manera habitual.

Desde el inicio de la crisis muchos conductores tratan de ahorrarse unos euros retrasando el cambio de los neumáticos… y por tanto conduciendo al volante de un vehículo potencialmente inseguro. Y es que, ¿de verdad se puede ahorrar en seguridad?

Así es: tu estilo a la hora de conducir influye mucho en el desgaste de los componentes, hasta el punto de que puede provocar desgaste prematuro e incluso averías.

Como conductor responsable te preocupas del estado de neumáticos, frenos etc. ¡Felicidades! Es el primer paso para circular con seguridad. Pero además, la ley obliga a que llevemos algo más que toda nuestra atención y el coche con la inspección técnica superada.

Los faros de nuestro automóvil no se encargan solo de que veamos la carretera en situaciones de poca visibilidad; también cumplen la función de que los demás nos vean a nosotros y sean conscientes de nuestra presencia. Por eso hay que revisarlas con frecuencia y mantenerlas limpias.